Mis libros en digital. Eliu Cardozo

Ahora podrás adquirir mis libros en digital.
Con solo hacer "clic" sobre la portada del libro que estés interesado (a) en adquirir.
Mas abajo podrás efectuar la donación a mi cuenta de paypal.
Saludos cordiales!!!

domingo, 10 de febrero de 2019

Reflexiones en torno a la soberanía y libertad. Conexiones subyacentes. Caso Venezuela. Eliú J. Cardozo Sáez

1.- La soberanía reside en el pueblo (Art. 5 C.R.B.V)
Desde que Venezuela, al igual que otros países, adquirieron su independencia y libertad como pueblo y nación, ha sido una predica constante en los discursos (políticos, académicos y mas) el reconocimiento al pueblo como el depositario de la soberanía nacional, es decir ningún sector político, militar o económico se puede abrogar que tiene el control del país (o de la nación) de manera exclusiva. Eso en teoría y de acuerdo a los preceptos constitucionales es así, pero en los hechos, en la praxis lo que se observa es como se pretende imponer un control social sobre el pueblo(de diferentes formas y maneras), cuando debería ser al revés, el pueblo controlando a las instituciones del Estado (Art 62 C.R.B.V). Ahora afirmar que en la realidad eso se cumple, allí el gran dilema. Todos los sectores que se caracterizan por ser “los representantes del pueblo”, cada uno se adjudica ser el representante de esa ciudadanía, del pueblo.
Entonces nos preguntamos: ¿Es cierto que algún sector, pueda erigirse como el que tiene o goza de ese apoyo de la “mayoría del pueblo”?. ¿Como hacer para reconocer de manera honesta y transparente que algún sector tenga tal respaldo? Y algo que a todos nos debería llamar la atención ¿Están representados todos los sectores, actores sociales y políticos, económicos, militares, académicos, intelectuales, profesionales, estudiantes y trabajadores por parte de quienes se atribuyen tal respaldo?
En relación a lo anteriormente planteado, convendría efectuar un estudio (matemático y estadístico) apoyado en las tecnologías de la información y comunicación para desarrollar un software que pueda condensar todas esas diversas expresiones y luego, apoyado de organismos internacionales lograr el arbitraje necesario e imparcial, sin ningún tipo de exclusión o maraña (trampa) burocrática.
2.- La libertad y la práctica democrática en Venezuela
Otra de las aspiraciones de muchos venezolanos y venezolanas ha sido la pronunciada y anhelada “libertad” desde distintos foros y eventos (nacionales e internacionales). Igualmente desde que Venezuela logró su independencia de España, recobró en teoría su libertad como pueblo y nación.
Ahora de manera sincera pregúntese cada quien ¿Para que ha servido esa libertad desde que Simón Bolívar y su ejercito libertador logro la independencia de Venezuela? Hagamos un recorrido y veamos si hemos logramos tener esa tan ansiada libertad: política, económica, financiera, productiva, educativa y cultural. Para avanzar un poco más rápido les dejo estas premisas y cada quien haga sus propias investigaciones:
¿Ha sido una constante histórica el tema de la participación de los militares en la política? ¿Alguien puede explicarme como hacer para que esa constante histórica no esté presente, tomando como referencia que ha sido desde que Venezuela se constituyó como república soberana e independiente? Y ¿Que hacemos con ese calificativo impropio y que denota un complejo y resentimiento terrible de “la peste militar”?
¿Ha sido otra constante histórica el tema del rentismo petrolero (por lo menos durante docientos años) y por consiguiente la cultura rentista del venezolano del “ta barato dame dos”? ¿Como hacemos con eso?
¿Cual libertad y para que? (que no se confunda con libertinajes donde cada quien hace lo que le viene en gana y atropella a los demás porque se siente guapo y apoyado)
Y una ultima pregunta para cerrar este aparte, ¿Están los partidos políticos preparados para no seguir repitiendo las viejas prácticas del clientelismo político y burocrático, de colocar a sus amigos, amantes o allegados, en detrimento de quienes tienen el perfil académico, profesional, preparación técnica, mas allá de las ideologías?. Todo lo cual podría ayudar a rescatar el proyecto democrático en Venezuela.
3.- Conexiones subyacentes a todo lo anterior
A todo este deseo y aspiración del pueblo de recobrar de nuevo su soberanía, independencia y libertad, tal como lo estipula la propia C.R.B.V, subyacen una serie de situaciones y movimientos que la mayoría de las veces pasan desapercibidas “Por los pueblos”, esos mismos que reclaman sus derechos con absoluta legitimidad.
¿Cuales son esas fuerzas oscuras o invisibles que se mueven detrás de todo esto?. 
 
Unos lo llaman el poder real, otros “el nuevo orden mundial” pero lo cierto es que hay todo un entramado y andamiaje de personas, corporaciones interesadas jugando a favor y en contra, pero siempre apoyados en “La soberanía del pueblo y de su libertad”.
De allí que nuestra propuesta y postura es mirar mas allá de lo aparente o el entretenimiento que mantienen los medios, en indagar, investigar y preguntarnos ¿Que fuerzas, personas, corporaciones están detrás de todo el apoyo que hacen en favor del pueblo, y cuales serían los beneficios de ellos y del pueblo?.
4.- Conclusiones y reflexiones finales
El adquirir un mayor grado de consciencia a nivel colectivo, nos podría ayudar a corregir esas constantes históricas que han estado presentes en el devenir histórico como nación, a evitar seguir repitiendo los falsos esquemas de que vamos a obtener la libertad. No se trata de seguir dando cheques en blanco a “supuestos representantes del pueblo”, que una vez que llegan a tener alguna posición de influencia o poder, lo primero que hacen es desconocer a esa soberanía que reside en el pueblo. Con el reparto de los cargos públicos y la distribución desigual de nuestros recursos, importándoles poco si causan daños al medioambiente o ecosistemas.
Ese nivel de consciencia colectiva es para ser capaces de frenar todo desafuero o desviación que cometa algún representante que haya sido elegido para cumplir una determinada función publica, los abusos de los partidos políticos en el “reparto de cargos” como si fuese un abasto o supermercado.
Hay que romper y eliminar las viejas prácticas políticas del divide y vencerás, la fragmentación social y el dogmatismo donde unos se creen superiores a los demás, o peor aún aplicando ideologías fracasadas, desconocen e invisibilizan derechos humanos fundamentales, olvidando que TODOS somos necesarios para construir la Venezuela del siglo XXI. Debemos reconocernos y respetarnos en la diversidad.
En este sentido es necesario establecer nuevos códigos de conducta del funcionario publico donde se exprese de manera clara e inequívoca, que todo aquel funcionario que haga ofertas engañosas en campañas (cargos de elección popular) y luego no las cumpla por ser incoherente entre lo que ofrece, dice y hace, en consecuencia será razón suficiente para no tener derecho a una nueva reelección al cargo que aspire.
Crear un organismo superior que esté compuesto por ciudadanos y ciudadanas de reconocida solvencia moral y familiar, que le hagan seguimiento, supervisión y control a los propios órganos del Estado y cuando se detecten las desviaciones o actos contrarios a los principios que nos rigen como nación, proceder de inmediato a la corrección o solicitar la destitución del funcionario o funcionaria, siguiendo los procedimientos que sean establecidos al afecto. Ese órgano de los ciudadanos, no puede estar supeditado a ningún organismo del Estado, pero tendrá el reconocimiento de las instituciones para poder actuar y contará con el apoyo de la sociedad en general, del pueblo. No podrá ser nombrado por los partidos políticos u organismo del Estado. Todo ello es viable en la medida que “todos sin excepción” tomemos en serio y valoremos la importancia de la democracia, que a su vez requiere establecer limites como sistema de gobierno.
Maracay 10-02-2019

Hacia una consciencia colectiva global. Eliu j. Cardozo Sáez

Hacia una consciencia colectiva global Eliú J. Cardozo Sáez elicardo59@gmail.com Ir hacia una consciencia colectiva global (CCG), ¿Por ...