Translate

viernes, 17 de noviembre de 2017

Analisis del Libro "El discurso del Poder" de Michel Foucault. Eliu Cardozo

1.- Introducción:
Foucault nació en 1926, se acercó al partido comunista y participó en los movimientos de mayo de 1.968. Su vida académica e intelectual estuvo asociada a un permanente compromiso frente a las exclusiones, discriminaciones de la sociedad actual (presos, enfermos mentales, homosexuales, emigrantes) que le llevó a desplegar una relevante actividad en foros públicos, en los medios de comunicación y en las aulas universitarias. En su vasta obra de más de treinta libros, entrevistas, seminarios y discursos, sostuvo que los saberes se constituían en una especie de superposición horizontal de diversos niveles heterogéneos y que el discurso sería precisamente el encargado de fusionarlos, por lo que nacen en instancias igualmente dispersas.
Dada su postura crítica sobre el sistema saber-poder imperante, hemos venido sosteniendo en nuestro objeto de estudio, (control social), que puede ser visto de diferentes miradas, lo cual no agota su estudio, sino más bien ayuda a profundizarlo aunado a otros documentos y materiales, que nos permiten darle profundidad a la investigación que hemos considerado de características compleja, dada la multidimensionalidad de disciplinas que la transversalizan , lo cual permite mirar al problema de manera holístico.
Igualmente Foucault, elaboró un conjunto de planteamientos que lo llevó a ser reconocido por algunos investigadores como de una posición post-estructuralista, ya que fue más allá del análisis de las relaciones existentes y los sistemas organizacionales, y optó por estudiar en profundidad el poder, su multiplicidad de relaciones de fuerzas inmanentes y propias del dominio en que se ejercen. Es decir, su evolución histórica, la instauración de un poder casi que omnímodo y todo poderoso que se configuró a partir del siglo XVIII y sucesivamente. Por ese motivo fue más que un teórico y crítico del sistema, un ser humano de alta sensibilidad y solidario con los problemas de su época.
2.- Aportes Teóricos de Foucault, en base a nuestro estudio:
Michel Foucault plantea que la genealogía es lo que permitirá en definitiva, hacer de la historia un uso estrictamente antiplatónico y antiheliano, debido a que es imposible hacer historia actualmente sin utilizar una serie interminable de conceptos ligados directa o indirectamente al pensamiento de Marx y sin situarse en un horizonte que ha sido descrito y definido por Marx. Nos estamos refiriendo a los movimientos sociales que se originaron a partir del año 1.917 cuando triunfa en Rusia la revolución de Octubre y que tuvo un importante efecto de influencia en los países de Europa oriental y más allá.
Es decir, Foucault efectuó una crítica al sistema de poder donde se desenvolvió y tubo una gran influencia ideológica en ese periodo que se comenzó a llamar la era Socialista y que culminó con la llegada de Mijail Gorbachov cuando planteó la perestroika, siendo esto una reforma y reconfiguración de las antiguas naciones que conformaron la URSS. En este sentido Foucault planteaba en la microfísica del poder, que diferencia podría haber entre un historiador y ser marxista?
En nuestra opinión creemos que Foucault quizás no planteó, en profundidad, habían poderes imperiales que ya venían reconfigurando la situación mundial y de alguna manera dividiendo el mundo en dos: capitalista vs socialista. Pero que constituía una necesidad (conveniencia) de las grandes potencias para poder operar con sus mercados y mantener las regiones bajo un control ideo-político-económico.
Desde otra perspectiva y siguiendo la linea de pensamiento socialista, Foucault dice que la población se convierte en un bien económico esencial debido al desarrollo industrial capitalista (p.23). Sin embargo todo este influjo comercial que venia arropando al mundo desde siglos atrás, y lo que hubo fue un reordenamiento de nuevos mercados y nuevas potencias que fueron asumiendo su liderazgo a nivel internacional, como hasta hoy viene ocurriendo.
Ahora eso no significa que se desconozca esa influencia de orden mercantilista, luego liberal y que posteriormente Marx denominó capitalista, la cual ha ejercido una importante influencia en el mundo occidental, y que él mismo lo denominó como una forma de explotación que buscaba cada día más y más riqueza y bienestar a favor de unos pocos en detrimento de la gran mayoría, lo que ha colocado a ese sistema en una situación decadente e inviable cada día. Y aquí se cumple esa famosa frase “mi miseria es la causa de tu riqueza”.
Él reconoce así mismo, que ha sido el crecimiento de esa economía capitalista lo que ha influido en esa modalidad específica del poder disciplinario (Vigilar y Castigar, p. 224). De allí la importancia de sus estudios que revelan como ha venido reconfigurándose el poder desde siglos atrás.
En este sentido Foucault sostuvo que los saberes se constituyen en una especie de superposición horizontal de diversos niveles heterogéneos- que el discurso sería precisamente el encargado de fusionar – y que nacen en instancias igualmente dispersas” (p.26). Se trata de una forma de combinar emociones, euforias y racionalmente bajar u orientar con líneas de tipo disciplinario a los seguidores y adversarios.
El afirma que la verdad misma tiene una historia, a lo largo de la cual el enunciado “átomo” del discurso opera como una “función” que pone en juego unidades diversas y las vincula con un campo de objetos (p.30). En nuestro caso de estudio en particular, si queremos asociar el concepto control social al poder, entonces nos preguntamos ¿Cual poder y cual control social? ¿El que ejerce el estado a traves de las normas para coaccionar, a través de élites o de grupos relativamente privilegiados? o por el contrario un poder o influencia que ejerza la sociedad y sea capaz de regular y autoregularse, teniendo un grado de conciencia que les permita decidir de manera autónoma, sin representantes o voceros que muchas veces terminan aliados y reproduciendo el discurso de los que ostentan el poder.
Desde esta perspectiva se puede asociar un conjunto de unidades tan diversas, pero teniendo presente el objeto o campos de estudios desde posturas incluso antagónicas, pero donde se reconfigure otro discurso que haga posible otra nueva relación societal estado-sociedad, es decir ir desmontando el estado todopoderoso, que todo lo sabe y todo lo puede y que al final lo que crea es todo un aparato jurídico-político-administrativo para controlar a la población, donde el pueblo asiste cada cinco o seis años a reproducir las mismas relaciones de poder históricamente establecidas.
Por lo cual Foucault haciendo un análisis de esa situación dice que a merced de esa omnipresencia del poder, la indagación no debe dirigirse hacia el porqué sino hacia el cómo del poder: Cómo opera, que mecanismos produce, de qué modo actúa concretamente, cómo se ejerce. (p.37)
Eso significa que a medida que se abra el debate sobre “el poder”, del análisis que se haga en sus diversas manifestaciones, se podrá entender su modus operandi en todas sus formas y dimensiones, tanto macro como micro, por áreas y solo así se podrá plantear una nueva refundación conceptual y formas de relaciones que tiendan a ser mas horizontales, humanas, a fin de ir extinguiendo términos como: dominación, manipulación o abuso de poder; y establecer gobiernos más democráticos y auto gobiernos de amplia participación en todos los niveles de la administración del sistema societal que sea acordado y aprobado por todos o la gran mayoría de la sociedad.
Priorizando relaciones de respeto mutuo entre los seres humanos, hacia la naturaleza, el medio ambiente y cada una de las diversas manifestaciones culturales y sociales presentes en nuestra sociedad. Esto significa darle contenido, programa y un contrapeso a la interculturalidad, donde cada una de esas manifestaciones humanas sientan que son tomadas en cuenta y no una multiculturalidad, que pretende encerrar a todos dentro de una globalidad que invisibiliza al ser humano como tal.
Así como se debe estudiar sin prejuicios o influencia ideológica el origen del capitalismo, el socialismo, el comunismo, o cualquier otra forma que trascienda estas teorías, así mismo hay que poner cuidado al daño causado a la humanidad y al medio ambiente, desde esas diferentes visiones o posturas, sobre todo, al pretender instaurar (implantar) por la fuerza, más que por la razón regímenes que terminan oprimiendo al hombre y negándole su sentido de libertad de pensamiento y libre albedrío.
El libre albedrío aquí no significa que cada quien haga lo que mejor le parezca, pero sí hay que revisar otras formas de sociedad, donde se respete el derecho a disentir del otro, se reconozca y se respete la opinión de cada quien, sin ningún tipo de “calificativos o adjetivos” que muchas veces hacen daño, generando entre otras cosas odios, resentimientos rencores y demás situaciones que terminan por enfermar al ser humano y la propia sociedad.
Siguiendo en este mismo orden de ideas en Vigilar y Castigar, Foucault se propuso no solo estudiar los mecanismos punitivos y sus efectos represivos, sino que también se pudieran reincorporar a toda una serie de efectos positivos que puede inducir, si se aplica a la inversa, esto es, la sociedad ejerciendo un efectivo y real control social sobre al aparato estatal.
Es decir, esa misma sociedad, organizada de manera colectiva y haciendo uso de sus mecanismos de control, con respeto y teniendo la oportunidad para que se apliquen los mecanismos correctivos para la regeneración o transformación del hombre o la mujer que comienza en el interior de cada ser humano.
Ahora bien siguiendo la linea Foucault, El binomio poder-saber es el que produce discurso, el que tiene capacidad enunciativa. El poder, que dirige el acontecer a través de la producción dominante del discurso, penetra por las capilaridades que configuran su red de control social, en el plano de los medios.
Esto no es solo en los medios, se puede percibir como el poder trata de controlar a una parte de la población a través de programas y políticas sociales que prácticamente vuelven al ser humano en una especie de nuevo frankestein o mongolismo generalizado como refiere Lanz, al pretender darle lineas y adoctrinamiento para que haga únicamente lo que al poder le conviene.
En este sentido Foucault plantea que hay que liberarse de la representación jurídico-discursiva del poder, fincada en el enunciado de la ley y en el funcionamiento exclusivo de lo prohibido (p.44) A lo cual se le pudiera agregar, atendiendo a un cierto orden de interés que solo beneficia a ese mismo poder.
En relación a la penalización afirma que es la penalidad correctiva, ortopédica, cuyo punto de aplicación no será el “alma” sino el cuerpo. Del mismo modo el éxito de la prisión se mide además por el hecho de que prontamente su modelo colonizó otros centros neurálgicos de la sociedad (p. 45)
Si observamos algunas formas de como han sido concebidos ciertos modelos de construcción de edificios, centros de policía, o de gobiernos, veremos que están alrededor de plazas, iglesias y cabildos municipales o prefecturas. Es lo que se denomina el centro del poder de una determinada localidad o ciudad.
Más adelante Foucault afirma que por eso no hay que dirigir el análisis hacia el edificio jurídico ni hacia los aparatos del estado y las ideologías que conllevan, sino más bien hay que centrar la atención hacia los operadores materiales de la dominación y las formas locales de sometimiento y finaliza diciendo “donde hay poder hay resistencia” (p.47)
Por estas razones Foucault revela una ductilidad y un desprejuicio teórico considerable, que ha solido desorientar a quienes continuaban ubicándolo dentro del estructuralismo.
3.- Conclusiones:
Foucault sostuvo que en la ciencia encontramos modelos de verdad cuya formación es el producto de las estructuras políticas que no se imponen desde el exterior al sujeto de conocimiento sino que son, ellas mismas, constitutivas de este. Esto lo podemos ver en nuestra sociedad actual y quizás futura o en la medida que se vaya conformando otra nueva raza de científicos, investigadores y políticos que propongan otros paradigmas emergentes, otras teorías sociales, una acción gerencial más humana y que sea asumido por la sociedad.
Las grandes dominaciones son los efectos hegemónicos sostenidos continuamente por la intensidad de todos esos enfrentamientos. Es decir entre el saber-poder y al sujeto a quien se trata de imponer. Las relaciones de poder-saber no son formas establecidas de repartición sino matrices de transformaciones. Tampoco se pueden considerar uniforme, sino multiforme y heterogénea.
Los discursos, al igual que los silencios, no están de una vez por todas sometidos al poder o levantados contra él. Hay que admitir un juego complejo e inestable donde el discurso puede, a la vez, ser instrumento y efecto de poder, pero también obstáculo, tope o punto de resistencia y de partida para una estrategia opuesta.
Se trata pues, de privilegiar la soberanía por el análisis de un campo múltiple y móvil de relaciones de fuerzas donde se producen efectos globales, pero nunca totalmente estables, de dominación. Solo hay conocimiento en la medida que se establece entre el hombre y aquello que conoce “algo” como una batalla y porque el conocimiento es el efecto de esa batalla.
Es así como reconocemos en la obra de Foucault, sus aportes que mantienen una vigencia y referente teórico para nuestra investigación, ya que trata de ir más allá de lo que se conoce hasta hoy como control social.
Estudia como se erige ese saber-poder de manera de controlar disciplinariamente a la sociedad en sus diferentes formas. Respetamos pero no compartimos esa mirada de tipo disciplinaria y positivista en su aplicación. Y esta demostrado en la práctica, ser reproductora de un conjunto de desviaciones y deformaciones que terminan colocando al ser humano en una situación de minusvalía e inestabilidad.
Lo disciplinario termina siendo una camisa de fuerza para la sociedad y una forma de reprimirla. Esto contradice los principios universales de libertad, igualdad y de justicia que debería imperar en las relaciones humanas y societales.
Se tiene que poner a pensar a la sociedad en general para luego crear la consciencia. Para lograr una verdadera y autentica transformación, la única salida es colectiva, es inevitable. No basta tener la razón, hay que tener la fuerza.
El trabajo, el amor y el conocimiento son las fuentes de la vida. Pero hay una plaga emocional muy mala. Se llama la estupidez” y ataca a cualquiera.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Michel Foucault. (1.983). El discurso del poder. Folios Ediciones. Tucuman, Buenos Aires. Argentina.

martes, 12 de septiembre de 2017

LA SABIDURÍA DEL AGUILA. Vinicio Guerrero Mendez

LA SABIDURIA DEL AGUILA.
Vinicio Guerrero Mendez.

“Hermanos, considérense afortunados Esta puesta a prueba de la fe desarrolla la capacidad de soportar, y la capacidad de soportar debe llegar a ser perfecta, si queremos ser perfectos, completos, sin que nos falte nada”. (Santiago 1:2-4).

Para enseñarle a volar a sus hijos las águilas les muestran lo que ellas hacen extendiendo sus alas y dando pequeños vuelos cerca del nido. Ella sabe que la única forma en que sus bebés van a volar, es volando. Pero llegado el momento la mamá águila va a empujar a sus hijos fuera del nido. Esa es una larga caída, porque las águilas tienden a ir a los picos más altos para construir sus nidos.

Después la madre empuja al aguilucho fuera del nido, Cuando el bebé águila va de camino a las rocas, tiene dos alternativas o vuela o se estrella en las rocas. Mientras la madre espera hasta haber descendido cerca de 100 metros antes de que se abalance sobre él y lo ataje poniéndolo de nuevo en el nido, y luego comienza de nuevo.

La teoría es buena, pero no hay nada como la práctica para realmente aprender algo. Lo interesante es que el águila bebé no sabe que está listo para volar, pero la mamá águila está consciente que el tiene todo lo que necesita para volar. Solo le falta hacerlo.

Algo así es como pasa con nosotros. Nos sentimos seguros y realizados y de repente, Dios nos da una pequeña patada y estamos en caída libre. Creemos que todo se va a acabar. Luego se abalanza sobre nosotros y nos levanta.

¿Por qué Dios hace eso?
Él quiere que crezcamos y seamos fuertes espiritualmente. Quiere que aprendamos a volar y confiemos en Él y fortalecidos para soportar toda clase de pruebas.

La oración! no la dejes nunca por nada. Ella da brillo a tus ojos, ardor a tu corazón, fuerza a tu voluntad. Persevera todos los días, sin desistir y Dios te escuchará.

Afectuosamente, imperfecto.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Curso de Oratoria y Liderazgo. Eliu Cardozo

Este curso fué el N° 18 y se dictó en la Universidad de Los Andes.
Facultad de Humanidades. Escuela de Historia. Año 1.999
Dirigido a un selecto grupo de docentes, trabajadores  y estudiantes.

Estuvo compuesto de dos partes.

1era. Parte:
Componentes teóricos sobre la comunicación, el proceso de la comunicación, los factores que influyen en el miedo escénico y el liderazgo.

2da. parte:
Incluyó prácticas en vivo, ejercicios para mejorar la dicción y técnicas de volcalización.
A continuación el video introductorio de BIENVENIDA.
Espero lo disfruten.


lunes, 24 de julio de 2017

Reflexion del Padre de la Patria y Oración por Venezuela. Eliú Cardozo

Reflexion del Padre de La Patria y Oracion por Venezuela.

Nuestro padre Libertador Simón Bolívar, a 196 años del célebre Discurso de Angostura en 1.819 y a 234 años de su Natalicio.

Hoy nos recuerda que es la patria, el gobierno y la sociedad.

El dijo:
"El amor a la patria, el amor a las leyes, el amor a los magistrados
son las nobles pasiones que deben observar exclusivamente el alma de un Republicano. Los Venezolanos aman la patria, pero no aman sus leyes, porque estas han sido nocivas y eran la fuente del mal.
Tampoco han podido amar a sus magistrados porque eran inicuos, y los nuevos apenas son conocidos en la carrera que han entrado.
Si no hay un respeto sagrado por la patria y por las leyes, y por las autoridades, la sociedad es una confusión, es un abismo, es un conflicto singular de hombre a hombre, de cuerpo a cuerpo". (2007:140)

Señor mi Dios, en esta hora te quiero dar las gracias porque nos has sustentado, guiado por sendas de justicia por amor de tu nombre.

Estamos agradecido por cada una de las familias y por todos aquellos que has puesto en nuestro camino. Te pedimos en esta hora mucha fortaleza para enfrentar las adversidades y bendigas a los que nos persiguen, a quienes quieran oprimirnos, ayuda al necesitado, al desamparado, y a todo aquel que haya perdido sus fuerzas o esperanzas.

Te pedimos Señor, muy especialmente por nuestro país Venezuela, tu conoces los corazones de quienes habitamos aquí, y aun los que esta fuera por diferentes razones. Igualmente conocen el corazón de quienes nos gobiernan, de quienes están en la oposición, y aun de los que no creen
en ninguna de esas opciones enfrentadas y creen en otra salida.

Creemos, que solo tu tienes la ultima palabra y esperamos en ti para que nos ayudes y des la fortaleza necesaria para ayudar a transformar a este país y sacarlo del desastre donde se encuentra material y espiritualmente.

Creemos en ese poder sobrenatural omnipresente creador y que nos ayudara a salir adelante y cambiarlo todo por tu infinito amor.

Bendícenos y ayúdanos a seguir adelante, te lo pedimos en el nombre de JESUS.
Amen.

A 234 años del Natalicio del Libertador. Eliu Cardozo


A 234 años del Natalicio del Libertador
Eliú Cardozo Sáez

Una actitud ejemplar que debemos reivindicar hoy.

Sobre el Libertador se han escrito numerosas obras completas y poemas muy hermosos, sin embargo, quise apoyarme en el libro que escribió otro ilustre venezolano del Siglo XX, el maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, que se titula: El magisterio americano de Bolívar. 
 
Allí Prieto nos relata de la actitud ejemplar del Libertador, que debemos reivindicar hoy, ante los premios que le quiso dar otra hermana República, como Colombia, hija igualmente del Libertador. El relata que: “En 1821 renuncia ante el Congreso a sus sueldos y los premios que le otorga Colombia por sus servicios públicos.....formas eficaces de actuación de todo buen educador, que no busca beneficios personales, sino acercar el mayor bien a los pueblos (p.62)

Mas adelante refiere igualmente: “Bolívar no quiso nunca emplear los dineros del Estado para beneficiarse personalmente. Incluso rehusó emplear influencias en defensa de sus propios intereses (p. 64)

Aquí como podemos ver la diferencia de: interés personal e interés colectivo, subordinando dicha conducta al interés colectivo en primer lugar, lo que ya deja ver los principios y valores morales que guiaban a este gigante e ilustre latinoamericano.

Y estas muestras de conducta recta en favor del interés colectivo se hicieron presentes ante el Congreso del Perú, el cual quiso recompensarle con un millón de pesos y de igual manera rechazó la oferta con dignidad y no sin cierto disgusto (p.63).

En su extraordinario análisis el maestro Prieto Figueroa declara:

El magisterio de Bolívar frente a su hermana, se alarga a todo un pueblo, a la América entera, donde los más pretenden hacer la Ley a su medida, sobre todo los gobernantes de elástica justicia, cuando de defender sus prerrogativas se trata, pero de estrecha puerta, embudo de ignominioso paso, cuando se requiere abrir cauce a los derechos del pueblo, a las justas aspiraciones de los humildes y de los desposeídos.

Y finaliza con esta sentencia que deberíamos retomar como un rayo de luz, al expresar:

“Esos derechos no deben ser mayores, pero tampoco menores, que los del simple ciudadano a la hora de hacer justicia para todos” (Idem. p.65)

Dios permita a los 234 años del Natalicio de nuestro padre-libertador, Simón Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco, amado y recordado Libertador, que nuestros insignes gobernantes, dirigentes políticos (de todas las tendencias), hombres y mujeres, reflexionemos y llevemos a la práctica tu ejemplo de honradez, de desprendimiento y de amor a tu patria.








Bibliografía: Prieto F. Luis B. (2006). El magisterio americano de Bolívar. Fundación Biblioteca Ayacucho. Caracas-Venezuela.

miércoles, 5 de julio de 2017

Idealismo Vs Realismo. Eliu Cardozo


Idealismo vs Realismo
Eliu Cardozo Saez

No todo el que dice ser idealista lo es en la realidad, asi como todo aquel que manifiesta ser realista puede terminar siendo idealista en la realidad.

El presente articulo busca identificar algunos conceptos que nos permita ubicarnos en cual lado estamos o hacia cual tendencia adoptamos en algunas circunstancias, en el ejercicio de nuestras profesiones y decisiones en la vida, que luego se traducen en éxitos, frustraciones, decepciones y otras veces hasta en logros. Todo esto se lo debemos de alguna manera a estas dos posturas. Veamos los conceptos y luego haremos una reflexión, sobre las circunstancias y las posturas asumidas.
El idealismo es la tendencia de idealizar la realidad y por otro lado, es la posición filosófica que afirma que el mundo exterior es una idea procedente de la mente del hombre o de un ser sobrenatural. Es decir, se refiere a todas las teorías que afirman que el mundo externo no existe independientemente de la mente humana. Y se exaltan los valores de lo irracional, del sentimiento y de la tradición. Existe el idealismo objetivo (Platón, Leiniz, Hegel, Dilthey y Frage) y el idealismo subjetivo (Berkley, Kant, Fitche, Mach, Cassire y Colliangwood). La ciencia y la tecnología no aprueban ninguna versión del idealismo, ambas suponen el mundo externo y por eso lo exploran y lo modifican. 

El realismo es aquella manera el cual se presenta la realidad tal como es. El concepto permite identificar a la manera de contar, presentar, considerar o percibir lo que ocurre tal como sucede. A raíz de esto se puede decir que la postura realista tiene la particularidad de evitar exageraciones. Solo narra los acontecimientos concretos. También identifica una doctrina filosófica que se caracteriza por resaltar la existencia objetiva de los conceptos de carácter universal. 

Cuando se inicia un proceso de cambios, de transformaciones, en alguna parte de la civilización, producto de corrientes impulsadas por lideres que emergen bajo circunstancias sociales, políticas y económicas, la gente es dada a seguir a ese líder que por lo general a través del discurso ofrece cambios, bienestar a la población en general y otras medidas sociales y económicas. 

Sin embargo, una vez electo como Presidente o Jefe de Estado, se comienzan a notar los cambios o no, si el discurso se compadece con la praxis, es decir si cumple lo que promete. Venezuela un país con grandes riquezas humanas, naturales y minerales, ha sido objeto de ese discurso de cambios. Desde mucho antes que se fundara como nación libre y soberana. ¿Que paso entonces? Y ¿Por qué en 206 años de haberse declarado la independencia hoy estamos en esta dura realidad? 

Aquí intentaremos acercarnos bajo estas dos miradas y luego reflexionaremos sobre la realidad. Primero, se formo una especie de idealismo en el cual muchos creyeron en el discurso de cambios y propuestas (y me incluyo), pero al pasar el tiempo y ver la realidad, algunos se dieron cuenta, por lo cual se apartaron, otros por el contrario siguieron con ese pensamiento idealista de ver algún día los cambios y otro grupo a pesar de que no vieron los cambios afrontaron la realidad con todas sus consecuencias.

Lo que quiero significar es, con estas dos tendencias, sencillamente la población en general se terminó dividiendo, fragmentando y por supuesto esto se traduce (capitaliza) en beneficio de las clases dominantes o que aspiran estar en el poder. Por ello ocurre la polarización como fenómeno político. 

Ahora bien, puede haber dentro de un gobierno determinado, un grupo de personas que sean muy realistas (en su accionar) aun cuando en su discurso aparenten ser muy idealistas. Y se presenta la otra situación, que también existe otro grupo de personas que son de tendencia idealistas o se identifican con las propuestas de cambios (que se hacen en el discurso) pero chocan con la realidad, ya que sus principios y sus valores no le permiten moverse en ese lugar de la realidad que por lo general es hostil, existen rivalidades y no se mide casualmente por ideales. 

Por eso, cuando la persona tiende a ser realista, mas allá de sus ideales, se amolda mas cómodamente a las situaciones y relaciones humanas que son por lo general complejas y de conductas inciertas e inesperadas. 

En la practica y ejercicio de las profesiones, especialidades y disciplinas, este fenómeno igualmente se manifiesta, ya que existen los idealistas que esperan que las cosas se hagan bien, se apliquen las leyes de manera justa, equitativa y por la otra, quienes de manera realista (adoptan una postura) que terminan siendo mas acomodaticios, y se mueven de acuerdo a las circunstancias que se les presente, incluyendo las ordenes que reciban, mas allá de si son justas o ajustadas a lo que establecen las normas de derecho.
Para muestra véase este cuadro sobre el desempeño de la administración pública según los informes de gestión que presento el Contralor General de la República durante el período 2001-2010. (ver en: http://teoriametapolitica.blogspot.com/2017/01/cuadro-historico-de-la-admnistracion.html) aquí no solo se evidencia el problema del cumplimiento de leyes, normas y procedimientos, sino que adolecemos de una dirección política que tenga voluntad de cambios, y de una estructura donde intervienen muchas personas, con diferentes visiones, profesiones, disciplinas y oficios, que demuestra lo complejo del asunto. 

El poder-saber tal como lo estudio Foucault en su obra “El discurso del poder”, reflexiona sobre como los discursos tienden a controlar las sociedades, apoyados en el aparato represivo del Estado y el saber (La escuela y las Universidades), con un contenido altamente idealista, racionalista y positivista, razón por la cual muchas personas terminan siendo controladas (en la mente) por ese sistema. 

Si observamos el fenómeno político y social, veremos como está ocurriendo no externa, sino de manera interna, en cada una de las mentes de las personas, que habitan en este país o en cualquier otro. Ya que su conducta es el reflejo de su tendencia. 

Por esta razón, para que un proceso de una acción transformadora (Razeto, 2011) sea verdadero y permanente en el tiempo se tiene que dar con todos sus elementos, no con una parte sino con todos. De lo contrario sera excluyente, generara conflictos y su continuidad estará limitada a las circunstancias y de quienes tengan el control real de estos dos factores.

El otro asunto que está muy relacionado a estas dos tendencias idealista vs realista, son las ideologías y los modelos sociales y económicos. Un modelo puede ser muy bueno en teoría, lo cual equivale que su funcionamiento de manera ideal puede ser de mayor beneficio para una determinada población en circunstancias muy particulares. Pero cuando se lleva a la práctica por las personas (que por lo general ya traen sus ideas, conductas y formación preconcebidas) entonces ese modelo se desvirtúa y choca con la realidad. Fíjese bien que no me estoy refiriendo a ningún modelo socio-político-económico en particular, basta con revisar la historia y se dará cuenta de los intentos y fracasos que han ocurrido. Igual ocurre con la ideologías. Pueden tener un sustento muy valioso en la teoría, pero cuando se enfrentan a la realidad con las personas, chocan y crean mas conflictos que resolución de problemas. 

Por lo anteriormente expuesto, es que debe respetarse las posturas y las visiones que cada quien tenga, pero lo que hay que ver por encima de esas corrientes de pensamiento, es lo que nos identifica como país, las necesidades que todos tenemos, cuales son los valores superiores que debemos preservar como nación y por supuesto defender las instituciones y el derecho que tenemos a vivir en democracia, así sea un proyecto en construcción, que cada uno debemos aportar para ser un mejor país.

martes, 6 de junio de 2017

Carta al Rector de la Universidad de Los Andes. Vladimir Aguilar

VLADIMIR AGUILAR CASTRO
Profesor Titular
Universidad de Los Andes

El contexto
No sé si merezca usted una carta pública por aquello de la investidura vencida que detenta. No obstante, me ha tocado confrontar la mayor afrenta a mi persona que deseo responder en estas líneas.

Ha tenido usted la sutileza de cuidar sus palabras públicamente pero ha tenido la bajeza de señalar que soy un corrupto entre sus círculos del terror chismoso. No solo eso. Como cual vulgar falso positivo, para no restituirme en mi condición de Coordinador del Doctorado en Estudios Políticos de la Universidad de Los Andes acordado por el Tribunal Estadal en lo Contencioso Administrativo el pasado mes de febrero, procede usted con los secuaces de su Tribunal Supremo de Justicia (su Servicio Jurídico Asesor) a interponer denuncia en mi contra por ante el Ministerio Público.

Dos razones fueron las que motivaron mi actuación ante el contencioso: una, la recomendación hecha por el propio Consejo Nacional de Universidades (CNU) de acudir al contencioso luego de haber agotado la sede administrativa universitaria donde no tuve respuesta alguna a mi petitorio; dos, el contenido de las violaciones cometidas contra otros dos coordinadores de postgrados semejantes a las cometidas contra mí y la decisión del tribunal de restituirlos en sus cargos.

Finalmente usted mostró su carta. Unas pruebas que supuestamente comprometían mi gestión como Coordinador del Centro de Estudios Políticos y Sociales de América Latina (CEPSAL) y del Doctorado en Estudios Políticos, después de 10 años de apuestas institucionales.

La supuesta carta que usted dio a conocer en comunicación de fecha 7 de octubre del 2016, dirigida a la Decana Encargada de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, y que explicó a medias, habla de pagos pero no hay manera de verificar que eso haya sido recibido y mucho menos depositado en cuenta alguna. Se trata de propuestas (no fueron las únicas) para que estudiantes ecuatorianos pudieran venir a la ULA a realizar estudios de cuarto nivel. Ellos las necesitaban para gestionar créditos educativos y becas ante la banca del Ecuador. Nunca pudieron obtener los créditos, en consecuencia, nunca hubo pago señor Rector. Tan simple como eso.

Lo antes señalado fue explicado a la Comisión del Consejo de la Facultad que investigaría “supuestas irregularidades” en el Doctorado en Estudios Políticos, en fecha 12 de diciembre del 2016. Una averiguación que por cierto usted le ordenó a la Decana Encargada de la Facultad, casi cuatro meses después de mi sustitución como Coordinador del Doctorado en Estudios Políticos, y en la cual se felicitaba por mi gestión. Una investigación que no tuvo resulta alguna y que en febrero de este año, ocho meses después de mi sustitución, al haber sido usted notificado por el Tribunal Estadal en lo Contencioso Administrativo de la obligación de restituirme en mi cargo, procedió con sus cancerberos juristas a denunciarme ante la Fiscalía.

Usted no juega limpio señor Rector. El día miércoles 22 de junio del 2016 se lo fui a exponer y usted no me atendió. No tenía tiempo. Me mandó a pedir un Informe el cual le llevé al día siguiente, y no fue suficiente para someternos al escarnio público.

A través de sus cuasimodos y titiriteros, junto a su política de chismes desde su laboratorio mayor, el Rectorado, ha pretendido sacarnos de juego en alianza perfecta con sus voceros locales. Confieso que la jugada fue maestra pero todavía faltan cosas por dilucidar. Así no se gestionan las instituciones señor Rector. La crisis de país que tenemos es precisamente por la ausencia de funcionarios que se metan en el rol de hombres de Estado y de instituciones como la universidad.

L'autonomie c'est moi
Al igual que Louis XIV, para quien la soberanía descansaba en él, para usted la autonomía tiene sentido sí, y solo sí, reside en su poder y en su autoridad. Nuestra “traición” fue a su universidad corporativa pues finalmente les propusimos a los estudiantes ecuatorianos que se vinieran, como estudiantes extranjeros, a inscribirse directamente en la ULA. Estos, que son los que verdaderamente están inscritos en nuestra universidad, le dirigieron una misiva a usted en fecha 26 de junio del 2016 donde le explican todo. No han pagado nada en dólares. Todo lo que han desembolsado lo han hecho en bolívares en las cuentas de la ULA. Usted lo sabe señor Rector ya que en sus manos reposa esa otra carta que los estudiantes ecuatorianos le enviaron y que no ha querido mostrar.

Señor Rector, usted plantea algo que en su gestión nunca se ha hecho: rendir cuentas. Yo he rendido las mías y estoy dispuesto a seguir rindiendo las que hagan falta. Ahora haga usted lo mismo con las suyas.

Tengo derecho como universitario a que también se me rinda cuenta de las cuentas de su universidad, la corporativa. ¿Díganos como CORPOULA está gestionando los programas de Doctorado en otros países, específicamente en Ecuador? ¿Cómo es eso que las inscripciones de los estudiantes extranjeros se deben hacer en dólares en cuentas de la ULA en el exterior? ¿Explíquenos cómo es que algunas autoridades (y usted mismo) han viajado al Ecuador, financiados por la misma corporación que gestionaba allá los programas de la ULA? ¿Por qué, a propuesta suya, el Consejo Universitario rescindió antes de tiempo el Convenio de dos años que tenía con esta corporación?

Juegue limpio señor Rector. Ni usted ni sus voceros lo hacen. Así las cosas, nada le da derecho a intervenir de manera fría y calculada en las facultades, y mucho menos en los departamentos y programas de estudio violentando la verdadera autonomía de cátedra y académica. Ese es el origen de la crisis por la que está atravesando en estos momentos la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas. La cronología de su intervencionismo en la Facultad ha coincidido con el vilipendio a mi persona y a mi derecho a la defensa. Pero no solo eso. Por cierto, ha coincidido además con la ausencia de gestión del nuevo coordinador por usted investido.

De victimario a víctima
Como buen perpetrador usted criminaliza. Como villano pretende convertirse en héroe. De victimario a víctima.

La autocracia que usted critica hacia afuera la practica hacia adentro. En consecuencia, el problema de país que tenemos es de carácter estructural. No tiene moral para exigir nada al gobierno cuando su universidad corporativa la maneja y dirige a sus anchas. Usted ha venido secuestrando la gestión del resto de las dependencias de la universidad. Las utiliza a su antojo.

Como usted no mide sus actos por ello ha salvado el voto en el Consejo Universitario en cuestiones cruciales como lo que ocurre en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas. Usted con su actitud determina el tipo de respuesta que tendrá.

Tenga cuidado con su denuncia en mi contra no vaya a tener usted la misma suerte del senador que denunció en Brasil a la ex Presidenta Dilma Rousseff. A ella la separaron del cargo a él le espera otro destino.

Como usted no quiere acatar la decisión del tribunal contencioso nos encontraremos en las instancias jurisdiccionales del caso. Ahí podrá ver materializado su deseo de ser víctima y despojarse de su traje de victimario.

“Por la vara que midas serás medido”
Ahora se encuentra usted en una situación similar a la propiciada por usted en mi contra. Vueltas de la vida. ¿Qué se siente ser “difamado” y “vilipendiado” por una denuncia, que aunque no signifique una acusación y mucho menos una imputación, la incomodidad que ella conlleva por sí sola lo obliga a ocuparse de darle respuesta? ¿Sabía usted que la advertencia que le hace a sus denunciantes “por difundir información falsa, difamar el honor y la reputación de una persona y simular un hecho punible” es aplicable a su denuncia en mi contra? 

Su universidad y la nuestra
Hemos sido víctima de la criminalización académica pero “desde adentro”. La criminalización es propia de los bonapartistas, de aquellos autoritarios que esconden tras de sí el poder concentrado. Usted pretende lincharnos académicamente porque desde hace rato la academia misma le quedó grande. Basta ver el carácter del título de doctor obtenido y de la universidad donde estudió para enseguida darse cuenta de su enorme frustración. Su gran mérito académico es haber estado al frente de coordinaciones y hoy ser un rector de gabinete. Ese es usted. Tal como usted lo ha afirmado, nadie se muere de inteligencia. Tampoco usted.

Hay ingobernabilidad en la universidad porque usted dirige solo para una parte de sus miembros. Usted está en permanente campaña no sabemos para qué y solo le interesan los votos suyos. La universidad se le fue de las manos simplemente porque desde hace rato se le venció el período. Su parlamento (ese que maneja a discreción), ante la ausencia de debatir los aspectos sustantivos que aquejan a la universidad, se ha convertido en un tribunal inquisidor. La universidad ha devenido en un espacio de proselitismo partidista y usted es el jefe de fracción.

Epílogo: 232 años de secuestro de historia universitaria
Con el estallido de la primera guerra mundial los bolcheviques propusieron convertir la guerra imperial en insurrección revolucionaria. Con las distancias del caso, la implosión del país debe conllevar a la implosión de la universidad. En esta última, también todos los mandatos están vencidos.

Así como 18 años de gobierno secuestran los años de historia de la República 9 años pretenden hacerse con 232 de historia universitaria. Hoy nos encontramos en una cruzada contra un poder azul que intenta confiscar para sus propias ambiciones 232 años de historia.

Ha dicho usted que constituye un atentado a la autonomía universitaria quienes hemos acudido al contencioso administrativo. ¿Es un tribunal que conspira contra la autonomía universitaria o es su arbitrariedad como autoridad quien conculca derechos a los universitarios? ¿Por qué tantas demandas contra la Universidad en los tribunales? Se erige usted como el máximo representante de la autonomía y, sin embargo, me denuncia ante un órgano del Estado sin haberme dado el derecho a la defensa dentro de la universidad. ¿En qué quedamos?

Pero su autonomía no es la mía. Su Universidad tampoco. No sé escude en ella y vaya hasta las últimas consecuencias. He logrado que un tribunal me restituyera en mis derechos que algunas instancias y autoridades universitarias me negaron. Frente a la autocracia universitaria no he tenido otra opción sino apelar a mi derecho a la defensa y al debido proceso, mientras los espacios académicos fluyen de manera democrática.

Señor Rector, su universidad corporativa no me representa porque su mandato ya caducó. Tenga la certeza que siempre en este recinto defenderé la universidad autónoma, plural y necesaria.