Translate

lunes, 27 de agosto de 2007

Como controlar nuestras emociones ante las mentiras y las traiciones

En cualquier momento tanto usted como este servidor, ha sido y puede ser objeto o presa de una mala jugada, la cual la podemos resumir en una Injusticia, una traición o una mentira. Es difícil controlar muchas veces, esas emociones, cuando se dicen cosas o se intenta dañar la imagen de alguien a través del chisme.
¿Qué hacer ante esas situaciones? En la Biblia, en el libro de Proverbios se nos orienta de manera muy especial sobre esas situaciones que son incómodas y difíciles “Tarde o temprano el malo será castigado, más la descendencia de los justos será librada” Prov. 11:21 en otras palabras usted no tiene que llenarse de soberbia y querer resolverlo a su manera, eso es un error, “Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; mas con los humildes está la sabiduría” Prov. 11:2; lo que normalmente ocurre es que así como hay personas de mal corazón, también las hay de un corazón justo, que no admiten el engaño.
Es allí donde usted al recibir la información o noticia desagradable deberá remitirse a Prov. 12:8 el cual dice “según su sabiduría será alabado el hombre; más el perverso de corazón será menospreciado”
No hay una cosa más desagradable e indeseable que ser una persona rechazada por el resto de las personas. Otro elemento a considerar es la traición; se traiciona cuando no se es leal con las personas, con el amigo, el compañero, el compatriota, el camarada, cuando existe impiedad y perversidad en el corazón del hombre.
Esto algunas veces no es fácil de detectar a primera vista, pero a través de las conductas y las diversas situaciones que se van presentando, una persona puede llegar a traicionar a su amigo, compañero, compatriota o camarada sin que éste se de cuanta, sino al final. ¿Cuáles son los motivos para traicionar? La ambición desmedida del hombre, la envidia, el querer llegar a ser lo que no se ha logrado con estudio, esfuerzo y sacrificio, y sobre todo el perverso de corazón. Para traicionar no hace falta estar en una posición de poder, o tener dinero.
Por lo general, este tipo de conductas son manipuladas por quienes poseen algún signo de influencia económica o política, sin embargo tarde o temprano se sabrá y su reputación quedará muy mal. Otro aspecto que se debe evaluar con mucha ponderación es la injusticia; se comenten tanto actos de injusticia, como nos conduzcamos en la vida.
Con nuestros hijos, sino escuchamos sus planteamientos, necesidades o ignoramos sus actuaciones. Con nuestros Padres del mismo modo. Con el Colectivo o pueblo, sino canalizamos debidamente sus peticiones y no damos las orientaciones necesarias para que se solucionen tantos problemas acumulados durante años. Cuando una persona acude a usted en busca de información o de respuesta sea gentil atiéndala como a usted le gustaría que lo atendieran.
No sea mal educado con las personas mayores, ni se dirija a ellos como si han jugado pelota con usted, sea respetuoso, con el más humilde ciudadano o ciudadana de este País. Allí usted está construyendo la justicia.
Sea justo y atienda a quien llegó primero a una cola y quiere ser atendido, lo contrario es ser injusto. Cuando le toque evaluar a alguna persona, evalúela en base a su actuación, sus credenciales, no si le cae bien o no, eso es ser subjetivo e injusto. Por eso y otras razones más que no alcanzo a describir es que la sociedad está como está, no es culpa solo del Gobierno, todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad en este asunto de construir una nueva sociedad basada en la Justicia, Igualdad, Solidaridad y Equidad.

1 comentario:

Natalith dijo...

Cuando se es traicionado nos convertimos en un ser controlador, desconfiado, escéptico, defensivo, autoritario e intolerante a causa de lo que crees que debe ser y no es.
queremos demostrar ser fuerte y no manipulable y te obliga a hacer todo lo posible para evitar perder tu reputación al grado de mentir.
De alli que nos olvidamos de nuestras necesidades y hacemos el maximo para que los demas piensen que somos confiables y seguros pero la realidad es que nos convertimos en personas frías y obsecadas, viviendo con ira, impaciencia, crítica e intolerancia transformandote en alguien que no eres, por eso en su publicacion de como controlar nuestras emociones ante las mentiras y traiciones Lic Cardozo me parece muy bueno ya que lo que somos y debemos ser y hacer es transformar esa ira ante la traicion en amor, ya que el amor primeramente de dios sana esas heridas y su Presencia Salvadora y Transformadora, habrá de ser la fuente de nuestro bienestar y no los reconocimientos que provengan de los demás, nuestro amor a dios y a las cosas que hacemos y valoramos con esfuerzo dejemos que sean transformadas por la gracia del Señor Dios, en amor verdadero,y entonces no sufriremos causa de las heridas de los demás, al contrario, seremos libres y justos,como nos enseño Jesús.Construyamos la patria!!!
Un saludo revolucionario y bolivariano profesor Cardozo.
Atentamente Abg. Natalith Correa
Alumna Hospimil