martes, 17 de diciembre de 2013

NAVIDAD: "Se hizo pobre, siendo rico". Pastor Francisco Aular

Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. 2 Corintios 8:9 (RV60) Nació rico, creció con sirvientes y afamados maestros que le enseñaron; viajó siendo muy joven a la madre patria, España. Se enroló dentro del movimiento revolucionario al lado de muchos hombres que hoy día son admirados como libertadores de sus países de origen. En aquellos días, en Inglaterra, conoció a dos hombres que lo iban a ayudar a sacar de las oscuridad a sus conciudadanos, a través de la alfabetización y la educación, se llamaban Josepth Lancaster, pedagogo anglicano y Diego Thomson pastor bautista, el libro de texto de la pedagogía lancasteriana, era la Biblia. Pues bien, nuestro héroe se llamaba Simón Bolívar, y precisamente, en esta fecha conmemoramos 183 años de su muerte, pero su pensamiento, hoy está más vigente que nunca y se los disputan afamados historiadores y movimientos políticos, desde la derecha a la izquierda. Sus estatuas, plazas y pueblos que llevan su nombre, las podemos encontrar en muchas naciones del mundo. Aquel hombre que nació de cuna millonaria, murió pobre y abandonado por los suyos a los cuales les heredó, lo más grande que se puede concebir para los pueblos: La libertad. Ahora bien, Simón Bolívar, pertenece a esa clase de seres humanos, signados por Dios mismo para la grandeza de darse a los demás, es decir, hacerse pobres, siendo ricos. Se cuenta que la Biblia, era su libro preferido, especialmente los Proverbios; JESÚS fue una inspiración constante para el libertador venezolano. En una recepción que se le hizo en Ecuador, expresó su admiración por el Hijo de Dios: “Jesús, fue la luz de la tierra, no quiso dignidades ni coronas en el mundo. Él llamaba a los hombres hermanos, les enseñó la igualdad, les predicó las virtudes civiles más republicanas y les mandó a ser libres porque los amonestó que debían de ser perfectos. No hay perfección en la servidumbre, ni moral en el letargo de las facultades de la humanidad.” (Simón Bolívar. Proclamas y discursos). Pues bien, Simón Bolívar es uno de los pocos seres humanos, que siendo rico, se hizo pobre, y con su pobreza contribuyó a la riqueza de la libertad de los pueblos. ¡Eso ya es grande para un grande! Sin embargo, Bolívar reconoce las palabras de nuestro Señor, cuando dijo: “Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo:—Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” (Juan 8:31,32 NTV) La verdadera libertad es llegar y traspasar el umbral de la eternidad y confiar para nuestra salvación y libertad eternos, únicamente, en la Persona maravillosa de JESÚS, porque Él y sólo Él, es la Vida eterna. Ahora bien, la riqueza y la gloria de JESÚS, antes de venir a la tierra era inmensamente rico, pero no solamente en el sentido humano limitado y temporal, sino en el sentido absoluto de Su divinidad. A pocas horas antes de ir a la Cruz, JESÚS oró: “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.” (Juan 17:5 RV60) ¿Dónde estaba JESÚS, antes de venir en aquella primera Navidad? Ese lugar nosotros lo escribimos con cinco letras: Cielo. Pero lo describimos, como el lugar en donde JESÚS, era el Hijo del Rey, y disfrutaba todas las bendiciones que se encontraba a su paso cuando paseaba en carrozas por las bellezas inefables del cielo, los arcángeles, serafines y ángeles con sus vestiduras blancas, se quitaban sus coronas de oro para lanzarlas a su Príncipe; los habitantes de aquel lugar se asomaban haciendo un coro y entonando alabanzas, ninguno de ellos tiene arrugas en su frente, ni nunca han padecido de sufrimientos y mucho menos la muerte; allí todo es gozo, santidad y alabanzas, no existe la envidia, ni el rencor, todos se sienten iguales entres sus iguales; allí todo los jardines y frutas dan sus olores naturales porque la primavera y el verano, son eternos. ¡Todo allí es gozo y alegría inmensa porque el Príncipe es rico en poder!, Su voluntad es ley, y millones de seres angelicales dispuestos y disponibles eternamente para obedecerle. JESÚS era rico en posesiones porque todos los edificios eternos que brillan con el oro y piedras preciosas de que están hechos, son de Él; el Rey mismo le prometió: “Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra.” (Salmo 2:8); JESÚS, era rico en amor y misericordia, y por eso, cuando en el cielo se escuchó el primer “ay” por la caída del ser humano en pecado que le aleja del Paraíso, el mismo JESÚS, Príncipe del cielo, tenía todo el derecho al ser igual a Dios, aferrarse y dejar condenado para siempre al ser humano al dominio y esclavitud de Satanás, quien había sido desechado y arrastrar con él a la condenación eterna al ser humano pecador. Sin embargo, JESÚS quien era Espíritu, y por lo tanto, no tenía un cuerpo humano, se ofreció como nuestro Redentor y venir a nuestro rescate: “Por eso, al entrar en el mundo, Cristo dijo: “A ti no te complacen sacrificios ni ofrendas;
 en su lugar, me preparaste un cuerpo; no te agradaron ni holocaustos
 ni sacrificios por el pecado. Por eso dije: “Aquí me tienes —como el libro dice de mí—. He venido, oh Dios, a hacer tu voluntad.” (Hebreos 10:5,6 NVI). Por eso, en Navidad al igual que en el Calvario, la voluntad de Dios fue hecha, y ahora, tenemos el derecho de ser llamados “hijos de Dios”, si aceptamos el Regalo de la Vida eterna, a través de Aquel que “se hizo pobre, siendo rico”…¡Feliz Navidad! Oración: Padre Todopoderoso: ¡Bendito y alabado para siempre siempre eres! Tu Hijo se ofreció voluntariamente para venir a nuestro rescate, y sé que todo eso estaba en tu plan eterno para nuestra salvación. Ayúdame a vivir y anunciar en estos días, la verdadera razón de lo que celebramos. En el nombre de JESÚS. Amén. Perla de hoy: Dios vino del cielo a morar con nosotros en una Navidad para que nosotros vayamos a morar con Él la eternidad. Interacción: ¿Qué me dice Dios hoy por medio de su Palabra? ¿Existe una promesa a la cual pueda aferrarme? ¿Existe una lección por aprender? ¿Existe una bendición para disfrutar? ¿Existe un mandamiento a obedecer? ¿Existe un pecado a evitar? ¿Existe un nuevo pensamiento para llevarlo conmigo? ***** Con la oración que el Padre le continúe bendiciendo y llenando del gozo de servirle para llevar Su Mensaje de fe, amor y esperanza al prójimo en nuestra generación. Francisco Aular Emmanuel Baptist Church Toronto Inc. 1520 Royal York Road, Etobicoke ON M9P 3B5, Canada. Teléfono: (647) 430-2324 Twitter: @perlasdelalma Blogs: http://perlistasoy.blogspot.ca/ Por esto, ya que por la misericordia de Dios tenemos este ministerio, no nos desanimamos. 2 Corintios 4:1 (NVI)

Reflexiones en torno a la soberanía y libertad. Conexiones subyacentes. Caso Venezuela. Eliú J. Cardozo Sáez

1.- La soberanía reside en el pueblo (Art. 5 C.R.B.V) Desde que Venezuela, al igual que otros países, adquirieron su independencia y lib...