martes, 19 de agosto de 2014

ENTRE PERSONAS, ESTRUCTURAS Y MODELOS

Cuando hago el monitoreo de los análisis de opinión, noticias, sucesos, entrevistas y expresiones de nuestra sociedad, entre quienes se encuentran estudiantes, intelectuales, profesionales de diferentes carreras, políticos y la iglesia. Lo primero que veo es la variedad de puntos de vista que cada quien asume cuando opina sobre determinado topico, en dias recientes veía una opinión de un empresario venezolano, donde afirma que la solución es el cambio de las políticas públicas, por otra parte hay quienes afirman que existen leyes que son tan diversas y abarcan areas tan variadas, que es bastante dificil pretender conocerlas todas y su alcance. En otro sentido también se percibe aquellos que creen que la solución a tan variados y complejos problemas pasa por la renuncia de un presidente, es decir quitate tú pa ponerme yo. Y por otro lado el grupo de personas que piensa que cambiando estructuras (más planas o flexibles) para agilizar los procedimientos ayudará a resolver problemas que están presentes y que por ese exceso de burocracia se retardan las respuestas que los ciudadanos y ciudadanas esperan. En mi humilde opinión, todo eso pudiera ayudar. Sin embargo, al profundizar en esa variada gama de problemas nos preguntamos ¿Y que de la reforma del pensamiento, que se inicia dentro del ser humano? ¿Por qué no se hacen los cambios profundos del conocimiento que nos ha mantenido casi dependientes de un sistema eurocentrista? Y ¿Y por qué no ir a nuestras fuentes originarias de las culturas indigenas que tanto tienen que aportar para una mejor convivencialidad? ¿Y que hacemos con los valores y principios que deben regirnos como sociedad en transformación? Uno de los grandes pensadores de este siglo sin duda es Edgar Morin, quien desde sus investigaciones ha venido proponiendo un cambio en la manera de abordar esta multivaridad de problemas en una multireferencialidad de posiciones que nos llevan a entender que la situación es compleja. Y desde allí, podamos emprender un sincero dialogo con diferentes racionalidades, miradas sin desconocer o pretender descalificar a ninguna posición por contraria que nos parezca. En este orden de ideas, Morin dice: “Una cabeza bien puesta, es una cabeza que es apta para organizar los conocimientos y de este modo evitar una acumulación esteril” Es decir no podemos seguir con la manía de querer acumular de todo y sin darle un sentído a lo que realmente necesitamos como nación y sociedad. En la red e internet hay de todo, pero hay que tener mucho ciudado con tanta información que no necesariamente es conocimiento. Lo otro que plantea Edgar Morin es que la democracia necesita tanto conflicto de ideas como de opiniones que le den vitalidad y productividad. (Los siete saberes necesarios para la educación del Futuro; p.108) Pretender banalizar la posición del otro, descalificarla o desestimarla es un gran error como humanos que somos, ya que cada quien fue instruido o formado bajo diferentes concepciones del mundo, sino no fuera tan variado y multidimensional tal como la expresa Morin. Y para poder convercer a quien nos adversan en nuestra posición u opinión, sencillamente nos queda el recurso del testimonio de como nos comportemos, respetemos o aceptemos en cada acto de nuestro diario vivir, repito esa variedad de posiciones ideológicas, filosóficas o religiosas. De tal manera, que el futuro de nuestra humanidad, del país y la sociedad depende de nosotros mismos en primer lugar. Como abordemos estos múltiples problemas con una actitud de humildad en reconocer que no nos la sabemos todas. Y sobre el tema de los valores es oportuno decir que los enfoques son tan variados, ya sean vistos desde la objetividad, subjetividad, lo sociológico o fenomenológico, que basta con decir que existe una pluralidad de los valores que más allá de las posiciones, debemos asumirlas como parte de esa necesaria convivencia humana, que permita el respeto a la cosa ajena, el disfrute de los ambientes en libertad, sin necesidad de estar afilidos a ninguna asociación y más allá, poder efectuar los retiros espirituales donde nos podamos encontrar juntos como hermanos que somos de esta hermosa creación. En mi twitter @eliucardozo trato de colocar mensajes que edifiquen, eduquen y nos lleve a una reflexión continúa del pensamiento y la acción. Las estructuras, los modeolos y las personas son necesarias para poder dar el salto cualitativo como país, pero para poder avanzar y ser mucho más eficientes esas estructuras, esos modelos, necesitan de personas pensantes, críticas y con altos valores que impidan que sean presas de las desviaciones que tanta veces hemos dicho produce el estar en posiciones de poder.

Reflexiones en torno a la soberanía y libertad. Conexiones subyacentes. Caso Venezuela. Eliú J. Cardozo Sáez

1.- La soberanía reside en el pueblo (Art. 5 C.R.B.V) Desde que Venezuela, al igual que otros países, adquirieron su independencia y lib...