martes, 19 de agosto de 2014

ENTRE PERSONAS, ESTRUCTURAS Y MODELOS

Cuando hago el monitoreo de los análisis de opinión, noticias, sucesos, entrevistas y expresiones de nuestra sociedad, entre quienes se encuentran estudiantes, intelectuales, profesionales de diferentes carreras, políticos y la iglesia. Lo primero que veo es la variedad de puntos de vista que cada quien asume cuando opina sobre determinado topico, en dias recientes veía una opinión de un empresario venezolano, donde afirma que la solución es el cambio de las políticas públicas, por otra parte hay quienes afirman que existen leyes que son tan diversas y abarcan areas tan variadas, que es bastante dificil pretender conocerlas todas y su alcance. En otro sentido también se percibe aquellos que creen que la solución a tan variados y complejos problemas pasa por la renuncia de un presidente, es decir quitate tú pa ponerme yo. Y por otro lado el grupo de personas que piensa que cambiando estructuras (más planas o flexibles) para agilizar los procedimientos ayudará a resolver problemas que están presentes y que por ese exceso de burocracia se retardan las respuestas que los ciudadanos y ciudadanas esperan. En mi humilde opinión, todo eso pudiera ayudar. Sin embargo, al profundizar en esa variada gama de problemas nos preguntamos ¿Y que de la reforma del pensamiento, que se inicia dentro del ser humano? ¿Por qué no se hacen los cambios profundos del conocimiento que nos ha mantenido casi dependientes de un sistema eurocentrista? Y ¿Y por qué no ir a nuestras fuentes originarias de las culturas indigenas que tanto tienen que aportar para una mejor convivencialidad? ¿Y que hacemos con los valores y principios que deben regirnos como sociedad en transformación? Uno de los grandes pensadores de este siglo sin duda es Edgar Morin, quien desde sus investigaciones ha venido proponiendo un cambio en la manera de abordar esta multivaridad de problemas en una multireferencialidad de posiciones que nos llevan a entender que la situación es compleja. Y desde allí, podamos emprender un sincero dialogo con diferentes racionalidades, miradas sin desconocer o pretender descalificar a ninguna posición por contraria que nos parezca. En este orden de ideas, Morin dice: “Una cabeza bien puesta, es una cabeza que es apta para organizar los conocimientos y de este modo evitar una acumulación esteril” Es decir no podemos seguir con la manía de querer acumular de todo y sin darle un sentído a lo que realmente necesitamos como nación y sociedad. En la red e internet hay de todo, pero hay que tener mucho ciudado con tanta información que no necesariamente es conocimiento. Lo otro que plantea Edgar Morin es que la democracia necesita tanto conflicto de ideas como de opiniones que le den vitalidad y productividad. (Los siete saberes necesarios para la educación del Futuro; p.108) Pretender banalizar la posición del otro, descalificarla o desestimarla es un gran error como humanos que somos, ya que cada quien fue instruido o formado bajo diferentes concepciones del mundo, sino no fuera tan variado y multidimensional tal como la expresa Morin. Y para poder convercer a quien nos adversan en nuestra posición u opinión, sencillamente nos queda el recurso del testimonio de como nos comportemos, respetemos o aceptemos en cada acto de nuestro diario vivir, repito esa variedad de posiciones ideológicas, filosóficas o religiosas. De tal manera, que el futuro de nuestra humanidad, del país y la sociedad depende de nosotros mismos en primer lugar. Como abordemos estos múltiples problemas con una actitud de humildad en reconocer que no nos la sabemos todas. Y sobre el tema de los valores es oportuno decir que los enfoques son tan variados, ya sean vistos desde la objetividad, subjetividad, lo sociológico o fenomenológico, que basta con decir que existe una pluralidad de los valores que más allá de las posiciones, debemos asumirlas como parte de esa necesaria convivencia humana, que permita el respeto a la cosa ajena, el disfrute de los ambientes en libertad, sin necesidad de estar afilidos a ninguna asociación y más allá, poder efectuar los retiros espirituales donde nos podamos encontrar juntos como hermanos que somos de esta hermosa creación. En mi twitter @eliucardozo trato de colocar mensajes que edifiquen, eduquen y nos lleve a una reflexión continúa del pensamiento y la acción. Las estructuras, los modeolos y las personas son necesarias para poder dar el salto cualitativo como país, pero para poder avanzar y ser mucho más eficientes esas estructuras, esos modelos, necesitan de personas pensantes, críticas y con altos valores que impidan que sean presas de las desviaciones que tanta veces hemos dicho produce el estar en posiciones de poder.

viernes, 25 de julio de 2014

HOY ES MI TURNO. Pastor Francisco Aular

¡Hoy es mi turno! Millones de seres humanos poblamos este planeta convulsionado, pero ninguno tiene mis huellas dactilares ni el ritmo de mi corazón. ¡Soy único! Hay promesas de éxito en la vida cristiana, y por ello soy un vencedor a tiempo completo. Imposible contar los millones de personas que llegaron, vivieron y se fueron, ellos tuvieron esta vida como una asignación temporal, al igual que yo, pero ya su tiempo pasó. ¡Hoy es mi turno! Y quiero aprovechar la brevedad de mi vida en pensar mejores cosas, decir mejores cosas y hacer mejores cosas: “Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, en esto pensad” (Filipenses 4:8; RV60). Dios está conmigo, no puedo perder. Por mi nuevo nacimiento he llegado a ser un hijo de Dios; tengo su presencia en mí; mi vida tiene un propósito, y tengo paz con Dios porque me ha perdonado todos mis pecados. Así que, teniendo a JESÚS, lo tengo todo. Estoy completo en Cristo, no tengo nada que buscar en este mundo pasajero y vanidoso, no tengo nada que perder, ya que “con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gálatas 2:20). Mi vida y mi muerte están en las manos de Dios; nada ni nadie puede separarme de Dios, ¡ni yo mismo!... Eso explica por qué puedo contentarme cualquiera sea mi situación (Filipenses 4:11). Las circunstancias no me cambian, pero el Señor y yo sí las cambiamos. No soy un termómetro que nada más registra la temperatura, sino un termostato que la cambia: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13 RV60). Si el éxito de la vida humana consiste en conseguir lo que se desea, entonces JESÚS vino a mi rescate, me encontró y me salvó, para eso nací. Por ello, teniendo a Cristo ya soy exitoso, mucho más de lo que me merezco. Si la felicidad es apreciar lo que se ha conseguido, entonces puedo decir que amo a JESÚS, Él y solo Él es el Comandante en Jefe de mi vida y viviré para su honra y gloria. ¡Hoy es mi turno! Asumo mi realeza como hijo del gran Rey. Levanto mi frente y salgo a la conquista del mundo utilizando como arma el amor de Dios que derramó en mi corazón (Romanos 5:5), hasta levantar un imperio para la gloria de Dios. ¡Hoy es mi turno! Soy un soldado de JESÚS: “Tú pues sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo” (2 Timoteo 3; RV60), por lo tanto: “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado” (2 Timoteo 2:4; RV60). Ciertamente, la vida humana es breve, pero la vida espiritual, que JESÚS da como un regalo es para siempre (Juan 10:10b); como dijo el gran misionero Jim Elliot: “No es ningún tonto el que cambia lo temporal por lo eterno”, pero hoy es mi turno para vivir ambas vidas con plenitud. Este paréntesis que ha abierto la eternidad a mi favor, lo cerraré con un extraordinario triunfo. Sé que no volveré a tener otro cuerpo como el que tengo en el presente. Conozco mi finitud, pero hoy es mi turno, y haré que este cuerpo sea hueso de sus huesos. Me levantaré desde las cenizas de mis derrotas y fracasos, una y otra vez: "Porque siete veces podrá caer el justo, pero otras tantas se levantará; los malvados en cambio, se hundirán en la desgracia" (Proverbios 24:16; RV60). Porque todo lo puedo en Cristo; la victoria final me espera y no la haré esperar más, porque hoy es mi turno para triunfar. Pondré alas a la esperanza y con ella volaré a cumbres elevadas. ¡Hoy es mi turno! Y tengo un destino eterno y una misión histórica que cumplir. No estoy aquí para consumir nada más, sino para dar y gastarme en lo que soy, un hijo de Dios. Este momento histórico es único, no desperdiciaré ni un segundo de él. Soñaré grandes sueños. Me empinaré sobre ellos y simplemente: ¡Viviré! Oración: Digno eres Padre de mi alabanza en este día, gracias por permitirme ser el humano que has hecho de mí, y por hacerme un soldado de tu milicia; no puedo dividir mi lealtad y solo a ti serviré. En el nombre de JESÚS, amén. Perla de hoy: Cuando naces de nuevo, llega tu turno para disfrutar a plenitud de ser un hijo de Dios. Interacción: ¿Qué me dice Dios hoy por medio de su Palabra? ¿Existe una promesa a la cual pueda aferrarme? ¿Existe una lección por aprender? ¿Existe una bendición para disfrutar? ¿Existe un mandamiento por obedecer? ¿Existe un pecado por evitar? ¿Existe un nuevo pensamiento para llevarlo conmigo? Copyright © 2014 Francisco Aular, Perlas del Alma, All rights reserved. Usted esta recibiendo esta perla porque se subscribió. Our mailing address is: Francisco Aular, Perlas del Alma 1520 Royal York Rd. Etobicoke, ON M9P 3B5 Canada

domingo, 9 de marzo de 2014

CADA QUIEN ASUMA SU ROL PROTAGÓNICO

Hemos estado viviendo tiempos de angustia, agitación, de definiciones, cambios, y no se pueden obviar ni ocultar, los intereses que se esconden tras los inmensos recursos naturales, yacimientos de minerales que por la gracia de Dios posee nuestro país,Venezuela. Lo cual demuestra que hay todo tipo de fuerzas ocultas y otras que ya han sido puestas al descubierto. De tal manera que esos oscuros intereses se resumen tal como lo dijo el apóstol Pablo, en su libro a los efesios 6:12 “porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” y seguidamente el nos da la clave para poder enfrentar todo esto, en el siguiente versículo, “por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” En este análisis histórico-teológico no pretendo echar culpas a ningún sector, sino más bien que cada quien se haga su propia revisión interna y deduzca a quien o quienes esta sirviendo o prestando su esfuerzo y voluntad para ayudar al país a salir de la crisis o por el contrario para aumentarla. En días reciente se conmemoró los ciento sesenta años del fallecimiento de un ilustre venezolano, Don Simón Rodríguez (1854-2014), el maestro del Libertador, y hombre ilustre de América. De tal manera que iniciaré con él sus reflexiones de lo que él planteaba que deberían ser los ciudadanos y la república. El dijo “puede ser uno orador!, insigne, literato!, poeta!, pendolista!, matemático y ser insociable...[....]...¡un sordo-mudo, manco i ciego, ser....un modelo de sociabilidad.” (p.8), a lo que agrega que la sociedad es un comercio de servicios mutuos o recíprocos y para ser sociable, es menester ser útil a sus consocios y para ser útil es necesario aprender a serlo. Y luego hace una sentencia muy acertada sobre lo que considera es una persona inútil, la cual califica como carga de la sociedad y si hace mal o se opone al bien es enemiga. De tal manera que el maestro fue tajante y directo en esto del comportamiento de los ciudadanos en la sociedad y vida republicana. Don Simón Rodríguez también nos orienta sobre determinadas actitudes y acciones que debe emprender el gobierno. Sobre el meditar dijo: “meditar, es también, comparar los resultados de dos o más acciones, para preveer sus consecuencias.....El gobierno o el que manda, sea lo que fuere debe abrir los ojos para observar, fijarlos para reflexionar y cerrarlos para meditar” (p. 31) Y luego da una clase magistral sobre la actitud que deben tener los ciudadanos cuando afirma: “hablar de los gobiernos, no es hablar contra los gobiernos, ni tratar de INEPTOS a los gobernantes. Notar la falta de lo que no se hace, indicar lo que se debería hacer, advertir que lo que se está haciendo no producirá los efectos que se esperan es CRÍTICA no detracción” (p.78) y finalmente sobre la libertad de imprenta afirma que es “la facultad que dan los conocimientos para abogar por el bien común no la licencia que toman las pasiones para denigrar al que lo promueve...[...]...si el pueblo no respeta al puesto en que coloca el órgano de su autoridad...cada día habrá menos ciudadanos respetables que quieran ocuparlo” (p.79). Ahora bien, si vamos al inicio de estas reflexiones ¿Como haríamos para actuar de manera recta, justa, prudente y con sabiduría?. He aquí un resumen de algunos versículos extraídos del libro de los Proverbios. Esto es justamente lo que nos ayudará a abrir los ojos espirituales, los cuales Pablo nos señala que son espíritus de maldad. Proverbios, 1:4 “Para dar sagacidad a los simples, y a los jóvenes inteligencia y cordura”...2:6 “porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento”, 2:10-12 “Cuando la sabiduría entrare a tu corazón, y la ciencia fuere grata a tu alma, la discreción te guardará, te preservará la inteligencia, para librarte del mal camino, de los hombres que hablan perversidades”., 3:5-7 “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”.., 3:32 “porque Jehová abomina al perverso, más su comunión íntima es con los justos”., Aparta de tí la perversidad de la boca, y aleja de ti la iniquidad de los labios”., 6:16-19: “Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr el mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos”...8:13 “El temor a Jehová es aborrecer el mal, la soberbia y la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa, aborrezco”.,10:19 “En las muchas palabras no falta pecado, más el que refrena sus labios es prudente”., 13:10 “Ciertamente la soberbia concebirá contienda, más con los avisados está la sabiduría”., 15:5 “El necio menosprecia el consejo de su padre, más el que gurda la corrección vendrá a ser prudente”., 16:7 “Cuando los caminos del hombre son agradable a Jehová, aun a sus enemigos hace estar en paz con él” y finalmente les dejo esta reflexión la cual ha sido la causa mayor de todos estos males: “Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” 1era. Timoteo 6:10. Pido a Dios que nos ayude a salir de esta lamentable situación por la que atraviesa el país y nos dé la victoria en Cristo Jesús. Amén.

jueves, 16 de enero de 2014

CONVIERTE TUS PROBLEMAS EN PERLAS. Pastor Francisco Aular

Ustedes se propusieron hacerme mal, pero Dios dispuso todo para bien. Él me puso en este cargo para que yo pudiera salvar la vida de muchas personas. Génesis 50: 20 (NTV). Gary Smalley en su libro “Amémonos siempre”, me ayudó a interpretar la parábola moderna sobre la perla. En efecto, me llevó a descubrir que el origen de una perla es la clave para entender la parábola. Todas las perlas se encuentran en ostras. Aunque hoy en día se cultivan, el valor de una perla natural, es superior. ¿Cómo se forma? en el fondo del mar las ostras nacen y crecen tranquilas, pero a veces se forman verdaderas tormentas de arenas a su alrededor, el molusco se abre para respirar y comer, pero la tormenta introduce, por accidente, un granito de arena en su organismo. Esta es una experiencia muy dolorosa para la ostra, porque le irrita todo el organismo, pero, como defensa a su dolor, la ostra emite una sustancia llamada nácar. En el nácar hay cristales que cubren el grano de arena, y allí viene el valioso resultado: ¡Surge la perla!, y esta es la enseñanza: que algo bello, precioso y muy valioso, surge del dolor y del sufrimiento inicial. Ciertamente nuestros problemas personales, muy a menudo, no son causados por alguna persona de nuestro entorno, ni por catástrofes naturales, ni aún por el temible Satanás, la raíz de todos nuestros problemas yace en nosotros mismos, en nuestra actitud frente a la vida, en cabos sueltos que nunca atamos, en paréntesis que nunca cerramos, pidiendo perdón o perdonando. A muchos los guía la ira por un carácter sin domar y un resentimiento sin freno; todo esto nos hace más daños a nosotros mismos que a los demás, porque hace mucho tiempo, quizás, nos hicieron daño, pero ellos continúan sus vidas felices, mientras nosotros somos torturados por el verdugo rencor. Ahora bien, Esas emociones negativas, esas “pasiones combaten” dentro de nosotros, y llegamos a ser sus esclavos, en vez de sus dueños: “¿De dónde vienen las guerras y las peleas entre ustedes? Pues de los malos deseos que siempre están luchando en su interior.” (Santiago 4:1 DHH). Ahora bien, perdónenme que recurra a una experiencia personal, pero será mejor que lo diga aquí. Cuando yo tenía nueve años, mi mundo era el campo en el cual nací, mis padres, mis hermanitos, mi abuelita y mis tíos. Amaba mi campo, pero, mis padres no pudiendo hacer frente a una situación de mi salud, con todo el dolor que les causaba mi separación, me entregaron a un familiar que vivía en la ciudad capital de mi país – por cierto, muy cerca del Hospital de Niños- ¿cómo me separaron de mi núcleo familia?: me engañaron llevándome de paseo; me despedí de mi madre, pero me aferré a ella, porque algo me decía que en aquella tarde nos separaríamos; un primo me entusiasmó a salir y fuimos de paseo, cuando regresamos, mi madre no estaba allí. Puedo recordar, a cincuenta y ocho años de aquella experiencia, que las doce horas que en ese entonces se hacía a la gran ciudad, no bastaron para impedir mis lágrimas. Les confirmo que no fue fácil desde aquel día enfrentar mi infancia y adolescencia entre extraños. Por aquel tiempo, entonces, hice una resolución, no dejaría que esa experiencia me dañara; una vez que nací de nuevo por el poder del Evangelio, Dios puso amor y comprensión hacia todos aquellos envueltos en una situación en la que ahora puedo afirma con toda la certeza lo que la Palabra de Dios dice del gran patriarca José: “pero el Señor estaba con José y le extendió su misericordia” (Génesis 39:21). Es más, ¡no sería quien soy, si el Señor no me hubiera permitido pasar por aquella prueba! Con la ayuda del Señor, cualquier circunstancia de la vida por la que estés pasando: ¡Convierte tus problemas en perlas! Oración: Padre eterno: Eres demasiado grande y maravilloso para comprender tu altura, tu anchura y profundidad; en esta hora te doy gracias por ser mi Padre y cuidarme en todo mi transitar por este mundo; ayúdame a decirle al mundo tu mensaje; tú quieres que pertenezcamos a tu familia, y nada ni nadie nos puede separar. En el nombre de JESÚS, amén. Perla de hoy: Si Dios es lo único que tienes en el camino de la vida, vas con buena compañía. Interacción: ¿Qué me dice Dios hoy por medio de su Palabra? ¿Existe una promesa a la cual pueda aferrarme? ¿Existe una lección por aprender? ¿Existe una bendición para disfrutar? ¿Existe un mandamiento a obedecer? ¿Existe un pecado a evitar? ¿Existe un nuevo pensamiento para llevarlo conmigo?


Reflexiones en torno a la soberanía y libertad. Conexiones subyacentes. Caso Venezuela. Eliú J. Cardozo Sáez

1.- La soberanía reside en el pueblo (Art. 5 C.R.B.V) Desde que Venezuela, al igual que otros países, adquirieron su independencia y lib...