sábado, 5 de marzo de 2011

Declaracion por la Paz de Libia y Los Pueblos Arabes

Han pasado dos mil diez años, desde que JESUS vino al mundo a proclamar la Paz y el amor al prójimo y lo que hemos venido observando es guerra, enfrentamientos e injusticias de todo tipo. Esa raíz de todos los males obtuvo la gracia de Dios a través de su Hijo Jesucristo, quien vino no a condenar al mundo sino a perdonarlo. Pero persiste la indolencia, la avaricia, la codicia y sobre todo el querer ejercer el control global sobre los seres humanos a través de las corporaciones, sociedades secretas y todo un andamiaje de poderes políticos, económicos, y religiosos que se esconden tras la supuesta PAZ y, en nombre de ella cometen todo tipo de atropellos y saquean a pueblos y naciones.
Por esta y muchas razones que no podríamos enumerar porque se haría larga la declaración es que acudo a su buena voluntad y como Hijos de Dios a que no sumemos a una causa justa por el pueblo de Libia y todos los pueblos Árabes. Para que elevemos una oración a Dios de todo corazón e interceda ante tanta avaricia de algunos Gobiernos Europeos, Las Naciones Unidas y Los EE.UU para que cese el hostigamiento y planes guerreristas contra Libia.
No es con ejercito y espada ha dicho El Señor, es con su Santo Espíritu que vamos a ganar esta guerra o batalla espiritual.
Pero es necesario que el pueblo de Dios se humille y pida perdón, para que El entonces, envié sus Ángeles con poder y gloria y pare toda esta locura del amor al dinero y estas perversiones que se van poniendo en evidencia.
La crisis económica mundial no ha terminado, es el comienzo y lo que apenas estamos viendo quizás sea la punta del iceberg, pero no podemos quedarnos de brazos cruzados y dejar que el demonio haga de las suyas.
Por eso abogamos por la PAZ en el mundo, por la Paz en Libia y todos los pueblo hermanos Árabes.
Ha llegado la hora de que los Cristianos en sus diversas denominaciones, católicos, protestantes, Presbiterianos, Bautistas, Pentecostales, Testigos de Jehová, Mormones, y todas las Iglesias, se pongan de pie, y nos unamos en una sola Oración por la Paz.
El demonio siempre ha jugado a la división, Maquiavelo lo dijo: Divide y vencerás. Por ello no podemos perder tiempo en pequeñeces, o diferencias de estilo o modos de adorar a Dios.
Los Gobiernos y Jefes de Gobiernos, deben reflexionar sobre las consecuencias terribles de la guerra y sus secuelas. Y los pueblos del mundo debemos estar muy alertas para llamar la atención de todos las personas que hacemos vida en este planeta a fin de que haya buen juicio, paz, y sobre todo para que nuestros gobernantes depongan esa mala influencia a tiempo.
Por ello te pido que no te hagas el indiferente, ORA en la intimidad con Dios, pero también actúa y hagamos algo para que nuestro planeta tierra, no se termine de ir al mismo infierno por tanta desobediencia, iniquidad y violencia.
Oracion: Padre Amado, tu conoces al corazón de la persona que esta leyendo esta declaración, Tu eres fiel a tu palabra y en el nombre de tu Hijo Amado te pido que intercedas ante los Gobernantes de la Tierra, ante los pueblos del mundo para que eleven una voz de protesta en contra de la violencia y la injusticia que se viene cometiendo por la desobediencia del hombre.
Te pido Señor que seas Tu dirigiendo nuestros pasos y podamos salir airosos de toda esta situación que pone en riesgo la estabilidad de muchas naciones y pueblos. En el nombre de Jesús; Amen y amen.
Pasa esta declaración a tus familiares, amigos, compañeros, hermanos cristianos, y forma tu propia RED POR LA PAZ DE LIBIA Y LOS PUEBLOS ARABES.

¡Que Dios te bendiga y guarde!

ELIU JOSE CARDOZO SAEZ
eliucardozo@gmail.com

Reflexiones en torno a la soberanía y libertad. Conexiones subyacentes. Caso Venezuela. Eliú J. Cardozo Sáez

1.- La soberanía reside en el pueblo (Art. 5 C.R.B.V) Desde que Venezuela, al igual que otros países, adquirieron su independencia y lib...