sábado, 26 de septiembre de 2009

Oigo La Voz de Dios. Autor Otoniel Sàez

OIGO LA VOZ DE DIOS cada día cuando medito en su Palabra, cuando le adoro y me quebranta, cuando le alabo y me levanto. OIGO LA VOZ DIOS cuando voy a la casa de Jehová, levanto mis manos y Él me ministra, cuando hago Su voluntad bendita y cuando amo a mis enemigos.OIGO LA VOZ DE DIOS cuando obedezco y levanto el altar familiar, cuando oro sin cesar y soy fiel a Él y a los míos, cuando tiembla la tierra o hace frío y la naturaleza se agita; cuando desde mi recámara mi alma grita y mi vida se debilita. OIGO LA VOZ DE DIOS que me consuela, me fortalece y me abriga.OIGO LA VOZ DE DIOS cuando las aves trinan y veo su plumaje como brilla, si aun de ellas cuidas así, eso me dice que también cuidarás de mí. OIGO LA VOZ DE DIOS cuando en mis oraciones me exhortas y corriges mis pasos, cuando me pastoreas en delicados pastos, cuando me reprendes y me das una lección, cuando me persigue tu bendición.OIGO LA VOZ DE DIOS en las luchas y en las pruebas, en los conflictos y en las guerras, cuando fallo, cuando lloro y estoy en aflicción, cuando caigo y soy derribado o en cualquier situación. OIGO LA VOZ DE DIOS que está a mi lado y me dice: “HIJO, ERES MÍO, TE RESTAURO Y TE LLENO DE MI UNCIÓN”. OIGO LA VOZ DE DIOS cuando triunfo y tengo éxito, cuando río y logro méritos, cuando todo va bien y hay armonía, cuando todo es alegría. OIGO LA VOZ DIOS que me dice: “LA HONRA Y LA GLORIA SON MÍAS”."OIGO LA VOZ DE DIOS", por eso vivo en paz, porque Él a mi lado está; estoy confiado, no me siento solo, ni triste, ni amargado. Y aunque ande en valle de sombra de muerte o por el desierto camine, LA VOZ DE DIOS siempre me dirá: “HIJO, ERES MÍO, ESTOY CONTIGO, TE AMO, NO TE DESANIMES”… "OIGO LA VOZ DE DIOS"…

viernes, 25 de septiembre de 2009

¡Dios es bueno!


Que tal mis queridos y recordados alumnos, amigos y amigas, hermanos y hermanas.
¡Dios les bendìga grandemente en cada lugar donde se encuentren! Cada dìa que pasa me convenzo de todo corazòn que Dios es bueno, pòrque a pesar de la carga, de la prueba que cada quien lleva sobre sus hombros dìa a dìa, lo màs hermoso es reconocer a Dios en donde quiera que nos encontremos. ¡Dios es bueno! Pòrque nos dà la oportunidad de rectificar, de humillarnos, de perdirle perdòn por nuestras iniquidasdes, malos pensamientos y actos que cometemos hasta sin darnos cuenta. ¡Dios es bueno! Pòrque cuando creemos que todo està perdido, allì justamente allì, Dios nos envìa sus àgeles para consolarnos y sobre todo aparecen personas que uno creìa que se habìan olvidado de uno y entonces aparece el milagro. ¡Dios es bueno! Pòrque cuando nos humillamos a èl de todo corazòn, allì comienzan a ocurrir cosas maravillosas. ¡Dios es bueno! Pòrque a pesar de que tenemos batallas diarias, èl nos permite avanzar en medio de la dificultad, en medio de la angustia. Y solo hay un arma y se llama La adoraciòn. Es lo ùnico que nos permite estar conectado con DIOS. Por eso digo sin lugar a dudas, ¡Dios es bueno!. ¡Dios es bueno! Y de tantas cosas maravilosas que he podido ver, ha sido la gente hermosa, por lo que hay dentro de su corazòn, con deseo de salir adelante, con deseos de ayudar al pròjimo, con un alto sentido de responsabilidad y compromiso por el Paìs y de servicio al pròjimo. ¡Dios es bueno! Pòrque hay una iglesia que se viene lavantando, lìderes cristianos, comunitarios, que estàn dando un gran aporte en su comunidad. ¡Dios es bueno! Pòrque hasta hoy nos ha permitido vivir y servir a nuestro paìs desde alguna posiciòn que el mismo Dios nos ha permitido estar. Repita connmigo, ¡Dios es bueno! ¡Dios es bueno! Por eso hoy me conecto con Dios. ¡Que Dios en su infinita misericordìa le continùe bendiciendo a usted y su amada familia!

Reflexiones en torno a la soberanía y libertad. Conexiones subyacentes. Caso Venezuela. Eliú J. Cardozo Sáez

1.- La soberanía reside en el pueblo (Art. 5 C.R.B.V) Desde que Venezuela, al igual que otros países, adquirieron su independencia y lib...